lunes, 9 de marzo de 2009

La casa y la luna

El viernes estuvimos haciendo en casa varias cosas. Mientras las mamás (María, Upe y yo misma) preparábamos una cartulina para ver las fases de la luna, los niños (Joel, Irema y Laia) estuvieron muy entretenidos pintando la casa de Laia.


Imprimimos unas lunas de esta página , hicimos unos sobres de cartulina azul y recortamos una cartulina negra que sirviera para deslizarla sobre la luna y cubrirla o descubrirla según la fase que queramos enseñar. Luego añadimos un papel con estrellas por aquello de decorar un poquito. Me gustó mucho el resultado y desde el viernes, mi hija, gran aficionada a mirar la luna y las estrellas antes de irse a dormir, desliza la cartulina negra y ha visto que la luna se está descubriendo, que está creciendo. El miércoles habrá luna llena.


12 comentarios:

Anónimo dijo...

me encanta la idea, y me encantan vuestros blog.

Eva dijo...

Qué bonitooo!!!

La idea es fantástica!!!

Me da mucha pena no haber podido ir, pero definitivamente Martina no estaba bien, estuvo la tarde tumbada en el sofá (tan atípico en ella) sin ganas de nada. El sábado ya estaba otra vez como una rosa, y no ha parado de brincar todo el fin de semana, supongo que para recuperar el tiempo perdido.

Me gusta mucho la idea del nuevo blog.

Visto lo visto, no nos queda más remedio que vernos para hacer el sistema solar.

Un beso,

Eva.

Silvia dijo...

Maite, que precioso les quedo el trabajo y que clara idea para entender como la sombra de la tierra tapa a la luna. Ahora que se que varias de ustedes se juntan para trabajar con los niños me senti triste de estar tan lejos...en otro continente! Solo Dios sabe si algun dia las pueda conocer.
Maite si ya te invite, perdona que me repita, pero espero verte un dia en el diario compartido que inicie en el blog. Meninheira me ha pedido cambiarlo a los viernes asi que queda listo para ese dia.
Un abrazo!

Maite dijo...

Eva, sí, que pena y pobre Martina. Me alegro de que ya esté bien. Sobre los comentarios en el otro blog, se digo a María, que es la que controla un poco más del tema.

Silvia, qué bien que sea para el viernes. Ayer lo ví y me rondaron las preguntas durante todo el día, pero aparte del momentito de la mañana ya no me pude conectar. Además, estaba bastante sombría, así que iba a ser una inauguración de diario bastante negra. un abrazo,

maite

Silvia dijo...

Maite, te mando un abrazo fuerte, espero que lo que sea te preocupa vaya pasando. Te espero el viernes de la proxima semana. =D

Maite dijo...

:) ya se sabe que el puerperio levanta cosas, pero me parece interesante lo que estoy aprendiendo.

un abrazo

Silvia dijo...

Oh! ya te comprendo, confia que pasara. De pronto seras la misma de antes. Fijate que a mi me pego durisimo pero antes del parto, aveces pasa...

Desde mi cordillera de los andes dijo...

esta buenisimo, ( gracis por el enlace) mi hijos tienen una fascinacion por la luna . hay una cancion chilena que dice" era la luna llena que asomaba su carita en la cordillera,..." adoran que les cante siempre esa cancion jajajja.abrazos

Anónimo dijo...

Esto lo hago mañana mismo! al Glu le encanta la luna! y ahora que esta llena aun mas! Gracias!
Un besote!
G

Maite dijo...

Seguro que le gusta, G!!!

besotes!!!

Chelucana dijo...

¡Y aquí quería yo llegar! :-))
Esas lunas con sus fases son fantásticas. Creo que probaré la experiencia con mis hijas en estos días de vacaciones, aunque sean mayores que los vuestros.

Una actividad colectiva con la temática de la luna, para esas tardes envidiables en las que os reunís, os la ofrece el cuento "¿A qué sabe la luna?" de Michael Grejniec en Kalandraka. Podéis recortar en fieltro o foam la silueta de los distintos animales (personajes) ir construyendo el cuento, subiendo a uno encima de otro,... (pegándolos sobre un panel con blu-tack) hasta alcanzar la luna (una oblea finita, como de barquillo, que podéis encontrar en cualquier supermercado) Luego, todos los niños pueden probar un pedacito de luna y explicar a qué sabe.
Un beso dulce, de luna ;-)

Maite dijo...

Me encanta ese cuento! se lo regalé a mi sobrino cuando era pequeño (hace ya 15 años) y en cuanto nació laia lo compré. ME gusta la actividad. Este jueves, en la biblio del barrio hacen la maratón de cuentos, pero también una actividad que se llama como este cuento. si no, lo escogería para leerlo, con todo el atrezzo que propones. Pero no vaya a ser que hagan algo parecido...

muchas gracias!