sábado, 21 de marzo de 2009

Día del padre

Con un poco de retraso, gracias a la huelga en la que estaba inmerso el lector de tarjetas, subo el regalito que le hicimos Laia y yo al papi.
Hicimos un portarretratos y para ello utilizamos una técnica que es muy sencilla para hacer con niños, el decoupage. Creo que a todos los niños se les da bien hacer trizas una servilleta, mejor si se cogen varios modelos, pero sólo teníamos una servilleta de cumpleaños y estas del ikea. Los trozos se van encolando (utilizamos cola blanca diluida en agua, aunque venden cola especial para esta manualidad) en el cartón sin ningún orden, haciendo pequeñas capas. Al secar, queda duro y brillante.




Laia también había hecho en el cole un marcapáginas en forma de percha, con una hoja de papel recortada y pintada con pintura de dedos. Luego la habían plastificado y la verdad es que el resultado es muy majo.
Con estos dos regalos que entusiasmaron al padre, nos fuimos a celebrar el día. Por la mañana nos acercamos al Parque forestal de Somosaguas, que comentaba Eva en su entrada. Estaba precioso e hicimos unas fotos muy bonitas.
Por la tarde fuimos al Comoscaixa. Laia se quedó un rato en la sala click, experimentando por qué no se pueden hacer burbujas cuadradas, levantando un elefante con una palanca, moviendo barcos sin tocarlos (creando corrientes)... Es una pena que no puedan entrar los padres a esa zona. Luego estuvimos toqueteando todo el museo. Recuerdo de niña (y de mayor) cómo disfrutaba en el Museo de la Ciencia de Barcelona. Creo que repetiremos.

2 comentarios:

Silvia dijo...

Que bonito les quedo Maite! Gracias por compartir esta manualidad, no conocía la técnica.

Maite dijo...

gracias! es muy sencillito,

besos