jueves, 13 de noviembre de 2008

A la sombra del Olivo

A la sombra del olivo forma parte de una colección de libros-cd de la editorial Kókinos. En este título hay una recopilación de nanas, canciones, rimas árabes y bereberes del Magreb. La selección es preciosa y acerca a los niños a otra música diferente. Pero abres el libro, ves las ilustraciones de Nathalie Novi que acompañan a las letras (escritas en caracteres árabes y latinos) y su traducción, y te adentras en otro mundo. Al final del libro, hay una sección en la que se comenta cada canción y se añaden anécdotas culturales, los acompañamientos gestuales y referencias a otras versiones.

A mi hija le gusta especialmente el corte 3, Minga turi, que viene de Argelia y copio de los comentarios del libro:
"El sinsentido o el sentido del absurdo son característicos del repertorio infantil en todas las culturas. Esta canción es un buen ejemplo: no quiere decir nada. Al modo del aserrín aserrán español, está compuesta por palabras inventadas y de una sucesión de sonidos divertidos, en ocasiones procedentes de lenguas extranjeras (minga turi puede tener resonancias italianas). Lo niños adoran estas cancioncillas salvajes, próximas ya a las fórmulas mágicas".

La letra dice:
Minga turi makramba furi furi furi
imi yaturi alamba fiano
ah ferú ah ferú ah ferú eh!

(hay que decir que ella dice a Perú, a Perú, a Perú, eh!, su cole se llama Perú y suele cantarla y bailarla cuando vamos de camino).


Aquí se puede escuchar:




El resto de libros de esta colección son:
- Canciones y nanas del baobab (el África negra en 30 canciones infantiles)
- Cancionero del Papagayo (Portugal y Brasil en 30 canciones infantiles)
- Cancioncillas del jardín del Edén (28 canciones infantils judías)
- Canciones infantiles y nanas de babushka (29 canciones infantiles eslavas)

2 comentarios:

DMH dijo...

hermoso blog.

felicidades, he leido dos o tres post aún y ya han cambiado mucho mi visión sobre la crianza.

Gracias por este blog que es una gran ayuda para los padres.

Saludos

Maite dijo...

Muchas gracias!! un abrazo,

maite