viernes, 29 de abril de 2011

El efecto analgésico de los padres

El efecto analgésico de los padres

Estos dos estudios demuestran científicamente lo mismo que miles de profesionales sanitarios sensibles perciben a diario: que en las situaciones de dolor o temor, los niños deben estar acompañados de sus seres queridos, seguramente los adultos también.

Es más, algo que se recoge en los derechos del niño hospitalizado

6 comentarios:

Inma dijo...

Buenas, sigo desde hace muchíiisimo tu blog y me encanta. Por cierto, gracias por esta entrada, estoy totalmente de acuerdo. Bastante complicada es la enfermedad como para no poder pasar los momentos de la mano de los que quieres. Porque esa mano, simpre, es analgésica.

Inma dijo...

Las mamás y los papás tienen un gran poder analgésico, y la "tetita" de mamá mucho más... Hoy mi peque se ha caído un buen "tortazo", se ha hecho bastantes marcas en la cara y después de llorar un poquito en los brazos de mamá, lo primero que ha pedido ha sido...¡teto, teto! Tetita de mamá, y a pesar de llevar unos buenos rasguños, se le ha pasado todo!

Superwoman dijo...

Siempre ponen como excusa la eficiencia del servicio, pero mas eficientes que los alemanes no hay y aqui te insisten para que tu estes ahi, consolando a tus hijos.
Un supersaludo

Laura dijo...

Pues en España aún falta mucho...Son escasísimas las pruebas en las que se puede acompañar al menor.Y el tema se agrava con los niños discapacitados mentales.Entonces es cuando a los sanitarios la situación la mayoria de las veces les enfada porque no saben como enfrentarse con ella,y en vez de intentar usar a los padres como mediadores y tranquilizadores en el proceso médico se ponen nerviosos y trasmiten su nerviosismo al paciente.
Todavia queda mucho mucho por andar

rosa dijo...

Inma de "Para mi peque con amor"... qué anécdota más dulce... Y sí, a mi Nena Bonita también se le van los males con la teta de mamá (de momento no le ha puesto nombre ;)...
y bueno, que yo me pasaba por aquí a dejarte un premio Maite por tu buen trabajo y por ser un bonito "contenedor" de ideas (espero que se entienda como algo positivo, claro ;-)... puedes recogerlo en:
http://mininyabonita.blogspot.com/2011/04/3er-premio-pero-quien-lleva-la-cuenta.html
Un saludo,
Rosa

Maite dijo...

Hola!! Perdonad el retraso!!

Inma, totalmente de acuerdo. REcuerdo cuando querían ponerle la vía a Teo y que me fuera... allí estuve, porque es importante, en esos momentos que no entienden nada, tener a sus seres queridos cerca.

Inma, qué bonito y qué cierto lo que cuentas, se pasa todo!! pero es que la teta debe de tener narcótico o algo así :)

Superwoman, a ver si copiamos a los alemanes :)

Laura!!! un abrazo enorme!!!!!!!!!! me imagino lo duro que debe de ser... miento, no , no me lo imagino. Yo entiendo que como sanitario, debe de ser difícilisimo (en el caso "simple" de una vía a un bebé, por ejemplo... super complicado...) pero no podemos ser tratados porque sí como un estorbo. A ver si inauguras tu blog, guapa!!

Rosa, perdona que no haya ido todavía a buscarlo, pero GRACIAS!!!

Un abrazo a todas