domingo, 26 de abril de 2009

Pep Bruno

El sabado, gracias a una sugerencia de Eva, nos acercamos a la feria del libro de Pozuelo de Alarcon. Habia varios talleres para que los niños hicieran juguetes con rollos de papel higienico, platos de carton, goma eva... pero con lo que mas disfrutamos fue con el contacuentos Pep Bruno. Realmente, cuando uno sabe comunicarse, transmite y divierte a niños y mayores. Reimos muchisimo y aprendimos una retahila nueva. Por la noche volvimos a explicar alguno de los cuentos que nos conto (unos suyos y otros no) y volvimos a sonreir recordando el rato que habiamos pasado.

El mes que viene (por aquello de la economia) nos haremos con algunos de sus cuentos. Creo que empezaremos por La noche de los cambios.
Un granjero no puede dormir porque no se ha tomado su vaso de leche. Va al establo con intencion de ordeñar a la vaca y en su lugar se encuentra otro animal que le anuncia que esa noche todos los animales han cambiado sus papeles. Y asi se inicia la busqueda disparatada de un vaso de leche.

Y la cancion que nos aprendimos fue esta, aunque hay tantas versiones que la que ahora cantamos en casa tiene algunas variaciones con las del documento. Digamos que finaliza con que la misa esta en la camisa y se le hace cosquillas en la barriga al niño.

2 comentarios:

Eva dijo...

Qué bien lo pasamos, ¿verdad, Maite? Este Pep es un genio. Nosotros también hemos cantado la canción.

Maite dijo...

Si! un crack el tio.

Ayer cogimos en la biblio todos sus cuentos, bueno todos menos precisamente la noche de los cambios. Lo estuvo ojeando y dijo que era muy oscuro.

un abrazo,