martes, 22 de abril de 2008

Dos libros para tardes lluviosas


Ayer estábamos en el parque y comenzó a llover, aunque el sol no nos abandonó del todo. Aproveché para cantar plou i fa sol pero como no paraba, nos acercamos a la biblioteca, donde habíamos quedado con unas amigas. Mientras esperábamos, comenzamos a leer libros. Dos de los que vinieron a nuestras manos fueron:

 El hombrecillo de la lluvia , de Gianni Rodari, publicado por Alfagurara.

Cuenta la historia del hombrecillo que se encarga de abrir y cerrar los grifos que hay en las nubes, y que son los que hacen posible la lluvia.

Así, cuando hay inundaciones son debidas a que este personaje se ha dormido. Menos mal que los truenos le despiertan y puede arreglar los desaguisados que provoca su afición a las siestas.



Una historia Mágica
, de Milla Maghilla, editado por La coccinella. Es un día de lluvia y la madre de Lisa no la deja salir a jugar al jardín. Pinta un hada que le propone ir a buscar el sol y traerlo para que deje de llover. Ayudadas por los lápices de colores que se transforman en arcoiris, llegarán al cielo, y tras varios intentos darán con el sol. Es un libro con ventanas y sorpresas. Comencé a leerlo en voz baja para mi hija y cuando quise darme cuenta había un par de niños y una niña que se nos habían acercado y seguían muy atentos la historia.

No hay comentarios: