jueves, 24 de febrero de 2011

Mamá trabaja en casa



Hace tiempo que sigo a través de facebook la página de Mónica Salazar, Mamá trabaja en casa. También tiene una página web muy interesante, con ideas útiles que va compartiendo día a día y que resulta un vínculo virtual con otras mujeres que se encuentran en situaciones parecidas a la mía.

Todas las madres trabajan en casa, está claro; muchas además trabajan fuera también, pero en este caso se refiere a aquellas mujeres que quieren que la labor realizada en casa resulte remunerada. Yo soy una de ésas. Bueno yo soy un especimen raro, de las que trabaja fuera y dentro, del derecho y del revés. Está siendo una etapa intensa, la verdad, y aún no sé cómo estoy sobreviviendo :). Supongo que gracias a mi familia que dan mucho y exigen poco y a que el trabajo de fuera de casa está siendo tan poco exigente que me deja ratos (por decirlo suavemente) para pensar en insela, al menos de momento. Pero la frase ´"mamá trabaja en casa" suele resonar en mi mente cuando se dan situaciones curiosas, como entrevistar a alguien en el comedor de casa; o cuando suena la línea de teléfono profesional y están cerca Laia, Teo y alguna amiga de Laia y se quedan quietecitos a la de tres para que yo conteste (en la medida de sus posibilidades, o sea que se mueven y siguen gritando, pero con cara de cuidado); o cuando tengo la mesa de trabajo llena de juguetes; o cuando encuentro alguna ficha de inscripción a un curso con algún dibujo... En momentos así me acuerdo de Monica Salazar y suelo sonreir.

Digo suelo porque a veces me desespero. La parte del teléfono es la que llevo peor (aunque a toro pasado sea una de las situaciones que me resulta más cómica), así que suelo recopilar llamadas perdidas y hacerlas en momentos menos transitados. No suelo trabajar cuando estoy sola con ellos, pero tampoco llevo muy bien las interrupciones en momentos de "inspiración".

En fin, me lo tomo como un tiempo de inversión. Quizás algún día pueda ser una mujer que trabaja sólo en casa, pero de momento mi situación actual no es la panacea de la conciliación que digamos. Eso sí, también está siendo muy gratificante. Y con eso me quedo (si no, ya me habría dado un pasmo).

10 comentarios:

Myriam dijo...

Mi sueño es trabajar desde casa ademas de EN casa, de echo hoy mismo estoy escribiendo una entrada sobre esto,casualdiades de la vida,jejeje.
Ahora estas muy agobiada, imagino cuantisimo, pero todo este esfuerzo que estas haciendo, tan maravillosamente bien ademas...te acabará, no tardando, dando sus frutos.
Ten un poquito mas de paciencia y fuerza wapa, que ya lo tienes cerquita!! Un beso!!

rosa dijo...

Creo que yo también tengo tu sueño Myriam, "TRABAJAR DESDE CASA", así, en mayúsculas, porque de momento lo veo como una realidad lejana... Me voy a pasar por el blog de Mónica Salazar, a ver si saco alguna idea ;)
Ánimo Maite, ya que seguro que para muchas eres un referente ;)

Marhya dijo...

Comparto esa aspiración, y también suelo pasearme por la página de Mónica, pero aún no se me ha ocurrido el cómo. Estoy barajando la idea de centrarme en el diseño de jardines, pero luego pienso que quien quiera eso querrá también una empresa que se lo ejecute, así que seguramente no le vaya. Pero sigo dándole vueltas.
Mucha suerte.

Tania dijo...

Jo como te entiendo... y eso que cuando yo trabajaba desde casa era un poco diferente porque era por cuenta ajena... Y sí decididamente lo del teléfono era lo peor, recuerdo un día encerrada en mi habitación hablando con un cliente mientras oía llorar a Ton porqeu no se quería ir al colegio con su padre sin darme un beso.. ahora a toro pasado pienso que seguro qeu el cliente habría entendido perfectamente qeu me despidiera de mi hijo en 5 minutos....
Bueno que mando muchos ánimos y un abrazo.

Mamá Blue! dijo...

yo me considero afortunada, porque TRABAJO DESDE CASA, EN CASA, EN NUESTRO PROYECTO PERSONAL (de mi marido y mio).

Puedo disfruar del enano, tomarme mis tiempos, pero igual desespera un poco cuando necesitas si o si realizar algo para el trabajo y tenes al enano colgado de vos pidiendote algo jajaajaj, y si, sonrio! porque no tengo de otra jajaja..

en mi blog te he dejado un premio, pasate cuando gustes

besos!

Maite dijo...

está muy bien traido lo de desde casa, jejeje. suerte con el proyecto, miriam. te he leído y me parece genial!

anímate, rosa, también. Ya digo que es gratificante. Es extraño, porque se mezcla todo y hay que ir aprendiendo a crear compartimentos, pero es muy interesante. Lo peor, pues tener que compaginarlo con un segundo trabajo. Esto es inhumano, jejeje.

Marhya, pues puedes ofrecer el servicio de diseño y subcontratar tú a esa empresa... no sé si digo una tontería como un castillo.

qué bien, mama blue! somos unas cuantas aquí con sueños... el mundo se forma de sueños que se hacen realidad.

Tania, me imagino la escena. Creo que la sociedad no está preparada, del todo para escuchar a niños a través del teléfono. si ni siquiera se toleran bien en los restaurantes, jejeje. El otro día una chica, a la que le dije claramente que tenía a mi nene conmigo, pues me dijo, qué suerte... pero notas cómo cortan la llamada rápidamente. Es como que no queda "serio" llamar a una escuela (de adultos) y que haya niños. supongo que genera desconfianza... cuando mira, curro mucho y soy muy seria. Pero bueno, no me quejo, que nos están saliendo las cosas, pasito a pasito.

un abrazo,

maite

Maite dijo...

GRACIAS!! por el premio!!!

Nicole dijo...

Que lindo leer esto desde el punto de vista de una madre yo lo veo desde el punto de hija porque aun no soy madre pero es muy lindo y la mayoría de las madres que trabajan se pasan el día pensando en nosotras las hijas y los hijos somos una preocupación constante para ustedes seria una idea hermosa que las mamas trabajaran en casa remuneradas por todo el esfuerzo diario te dejo un besote y mucho suerte ojala que algún día esto no solo sea una frase que las haga sonreír sino una realidad hermosa..

saluditos te sigo en mi blog ojala tu veas en mio un besote bye



www.nicole-rincondepeque.blogspot.com

Marhya dijo...

No, Maite, nada de tontería, yo también lo había pensado pero me echa atrás no saber si esa empresa determinada es de fiar y va a hacer un buen trabajo cuando yo pongo todo de mi parte (nombre incluido) o por contra verme contratando a una empresa por un gran precio y luego tener que pagar cumpla o no el cliente, porque una cosa es perder tu tiempo de trabajo, y otra haber puesto una cifra más o menos importante en la mesa. Igual son miedos tontos y riesgos lógicos, no lo sé, pero no me atrevo.
Un beso.

Flavio de Cosas Imposibles dijo...

Trabajar en casa, hoy en día, es muchísimo más fácil de lo que parece. Lo que es una gran ventaja para las madres que quieren trabajar desde casa y estar con sus peques al mismo tiempo.