viernes, 15 de octubre de 2010

Disipando dudas


Hace una semanas comentaba mis dudas, o más bien mi inseguridad ante el cambio de profesora en la clase de Laia. La anterior me gustaba y sobre todo, le gustaba a Laia. Ahora que ya ha pasado un mes desde que se iniciaran las clases, he de decir que estoy muy contenta, y Laia más, que sigue siendo lo importante. 

Ayer tuvimos la reunión del primer trimestre y me pareció muy cercana, ilusionada con su trabajo y muy respetuosa con niños y padres. Se confirmó la impresión que me había dado en las pequeñas charlas que habíamos tenido a la salida de clase. Se le notó con ganas de que los padres participemosen el aula, con ideas nuevas para hacer cosas en colaboración que es uno de los grandes déficits del cole de Laia, en mi opinión. Es una mujer mayor, igual que la anterior, con muchas tablas, pero sobre todo, que no ha perdido la frescura y la ilusión por estar con niños. Me dio la sensación de estar bastante puesta en temas del trabajo emocional, de trabajar los conflictos de una forma respetuosa. 

En el "cole" de Teo también hemos tenido mucha suerte. Bueno, allí es que entras y todas las personas que hay son agradables, cuesta salir, pero no porque Teo se quede inseguro, sino porque te quedarías a pasar la mañana, es un sitio muy acogedor. De hecho, en las actividades que hacemos alguna tarde a la semana  niños y padres, nos lo pasamos en grande. Y en particular, la cuidadora de Teo es un encanto.

Así da gusto, de verdad.

La imagen es de Ilvi Ilustraciones

2 comentarios:

chose dijo...

Maite, !!qué suerte!! En 3 coles que lleva mi hijo con 9 años nunca ha tenido una profesora ni mínimamente cariñosa o respetuosa. Por eso a mi hija de 3 años no la hemos escolarizado, ojalá hubiera más profes así con vocación y coles respetuosos.
Chose

Maite dijo...

se me pasó! que sí, que sé que hemos tenido mucha suerte!!! estoy tan contenta!! lo siento por tu nene y no me extraña que no hayais escolarizado a la nena. un abrazo