viernes, 11 de diciembre de 2009

Diario



Para Hoy (11 de diciembre de 2009)

Afuera de mi ventana... Va llegando el invierno, poquito a poco, sabe que aún le quedan unos días para ser la estrella de la temporada.

Estoy pensando... Pues de nuevo, por enésima vez, parece que mi culebrón particular (en el que algún día me extenderé) llega a su fin, con final feliz para el bando de "los buenos". :)

De los lugares donde aprendemos... Semana corta. Noto que se nos pasan las semanas y muchas de las cosas que me gustaría hacer por las tardes con Laia y Teo, de forma tranquila, en casa... no las hacemos porque llegamos a las tantas. Supongo que cuando llegue el invierno habrá tiempo para todo.

Me siento agradecida por... La recuperación de Teo. Verle reir de nuevo, con toda la cara, no sólo con la boca, es adictivo.

Desde la cocina... Pues he comprado pescado y me han cambiado la bolsa en la pescadería, así que he improvisado ensalada y tortilla.

Que traigo puesto... Camiseta negra, tejanos y pies descalzos.

Estoy leyendo... He acabado Mil cretinos, de Quim Monzó y ahora estoy con Una palabra tuya, de Elvira Lindo.

Lo que espero... Recuperar del todo la energía

Estoy creando... Sigo con la bufanda, las cosas de palacio, van despacio. Ya he acabado el curso, que aunque ficticio, ha recibido buenas críticas :)

Estoy escuchando... El silencio.

Por toda la casa... Necesidad de orden y limpieza, es viernes. Mañana haremos "sábado", que se dice.

Una de mis cosas favoritas... Mirar fotos antiguas.

Algunos planes para el fin de la semana... Mercadillo en el cole Warldof de Aravaca, visita a algo relacionado con el coche, limpiar mucho y sacar la máquina de coser y empezar a utilizarla

Aquí está una foto que pensé compartirles: Es un carrusell ecológico. Se movía con la fuerza que generaba un hombre al pedalear una bicicleta, las fichas eran pinzas de la ropa y el tiempo de duración lo medían con un reloj de arena. Pintoresco :)


5 comentarios:

Gissel dijo...

El carrusel como a la antigua no??

Felices fiestas!!

Annabel dijo...

Hola!
Me ha hecho gracia el carrussel porqué hace dos semanas Júlia se subió en uno de ese mismo estilo en la Fira Medieval de nuestra ciudad. Lo que más me gustó fue el detalle del reloj de arena.

Vane dijo...

Hola Maite!
Mi niña también estuvo en uno de estos en el mercado medieval de nuestra localidad. Son chulísimos.
Me ha hecho gracia lo que dices de recuperar la energía. En realidad yo quisiera la mitad de la que tú transmites con todas las cosas que haces!!! Bufandas, lecturas, manualidades... madre mía.
... y con dos niños de la edad de los míos dices que... ¿vas a sacar la máquina de coser también????
Lo que más envidia me da es lo de leer tanto. Por favor, te lo suplico, cuéntame de dónde sacas el tiempo y cómo lo haces.

Maite dijo...

Sí, Gissel a la antigua antigua. Con detalles de princesas de disney, pero quitando eso, era como un viaje en el tiempo. felices fiestas!!

Annabel, sí, el detalle del reloj es un punto. Y la pinza en vez de ficha. A ver si era el mismo carrussel!!!?

Ay, Vane, justo estaba pensando hacer una entrada sobre el tema. Una cosa es lo que se transmite cuando se hacen estos resúmenes, estas entradas... todo parece bonito y positivo... y luego la realidad, que no siempre es así. Creo que sí, que voy a hacer una entrada sobre ello para que también se vea la realidad de una forma más cruda. Sobre leer, pues con un bebé es sencillo, jeje. Suelo darle el pecho tumbada y en cuanto cierra los ojos, zas, me pongo a leer. Y es que si me se paro mucho de él, se despierta, así que aprovecho y leo :).

Un abrazo!!!

Saray dijo...

Que cuco este carrusel ¡me gusta! Voy a investigar un poco sobre esos libros que te has leído; no leo nada en castellano (ó casi nada; me encanta la poesía de Kirmen Uribe) y ya es hora que lo retome y no sólo lea en inglés.
Bonito blog.