sábado, 17 de mayo de 2008

Necesito mucha mamá


Eso me dijo el otro día mi hija mientras cenaba, así, de sopetón, aunque no sin previo aviso. Llevaba toda la tarde mandando señales que yo no sabía descifrar. A veces me pongo en plan racional y se me olvida encender el decodificador de señales sutiles. Así que notando mi torpeza tuvo que mandar un mensaje mucho más claro. Esa frase tan sencilla y a la vez tan complicada de pronunciar por una niña que aún no tiene tres años me hizo recordar al bebé que fue no hace tanto, que necesitaba contacto constante, atención exclusiva, saber que estaba con ella. Y ví que necesitaba mucha mamá porque aunque mamá llevaba toda la tarde con ella, emocionalmente estaba en un mundo paralelo, llamado problemas cotidianos, que últimamente me están pasando factura y además me impiden disfrutar como era habitual de las tardes con mi hija.

De entre las muchas cosas que tengo que agradecerle a la maternidad, a mi hija, una de las más importantes es esa capacidad para darme toques de atención, que hacen que tenga que revolverme, mirar para adentro y volver donde habita lo importante.
-----------------------------------------------------------
La imagen es de Patricia Metola, se llama buscando los zapatos rojos

8 comentarios:

Chelucana dijo...

Excelente entrada, Maite.
Nuestras/os hijas/os nos ponen en nuestro lugar cada día. Sólo hay que ayudarles a ponerle nombre a sus necesidades y sentimientos. Expresiones muy frecuentes de mis hijas: "necesito mimos", "me ha dolido el corazón", "estoy controlándome para no pegar... pero estoy muy furiosa y tengo ganas de pegar", "mamá, no te enfades, te lo he dicho con cariño..."
Ellas/os, que aún no dominan el lenguaje, interpretan con maestría las sutiles (y no tan sutiles) incoherencias de nuestras expresiones no verbales.
Saludos

Maite dijo...

Gracias Chelucana. El otro día pensaba en ti, por un cuento...

Es bien cierto, son unos maestr@s!

un abrazo, maite

Chelucana dijo...

Estaré encantada de hablar contigo sobre cuentos... o lo que quieras. Puedes enviarme un correo privado ;-)
Besos

Aeryn26 dijo...

Hace poquito que descubrí tu blog y no te imaginas lo bien que me va. Erin y yo estamos en plena estapa de rabietas y tratando de dar nombre a los sentimientos: tristeza, ira, dolor...
Te pido permiso para poner tu blog en el mio...
Besos

Maite dijo...

Hola Aeryn! qué guay tenerte por aquí! claro que puedes hacerlo. Yo tengo pendiente subir las páginas (empecé un día y luego lo dejé para mañana y después para mañana...)

Chelucana, te tomo la palabra ;)

sami dijo...

Me encanta tu blog, Maite, y me ha encantado "necesito mucha mamá".
Estoy esperando a que mi hija hable...para oirla, aunque ya se la tiende sin palabras, todo...que bien esta que nos den toques para darnos cuenta de ¡¡¡tantas cosas!!!
Y las ilustraciones de tu blog, ¡¡preciosas!!

Un besico muy fuerte...yo no te he pedido permiso pero te había enlazado ya a mi blog ;)

Marián

Anónimo dijo...

Hola Maite!!
Soy Georgina, madre que cría con apego y respeto a una pequeña de 4 años.
Te escribo desde México para felicitarte por tu blog... es una joya!!!!
Gracias por la recopilación de toda esta información tan valiosa.
Sin duda, seré lectora asidua de tu espacio.
Un abrazo y nuevamente... gracias!
Georgina Mendieta (Ciudad de México)

Maite dijo...

Hola Sami y Georgina:

Perdonad el retraso en contestaros. Llevo unos días fuera de honda de internet. Muchísimas gracias por vuestros comentarios y un gran abrazo.

Maite